Poema: “CAMPESINO

“Campesino guatemalteco. milpa floreciendo.
Campesinado en corredores secos
Abruna en áreas agriolas por falta de lluvia o exceso.
Pobreza que genera desnutrición.

Tribuna de la verdad.

Cultura

Este poema hace mucho tiempo que lo escribí como un homenaje al campesino guatemalteco; extensivo a los Campesinos de todo El  redondel del mundo.

“CAMPESINO”

Jesús Alvizures.

Campesino hombre promesa de mi nación

Tú que en los campos empuñas el arado

Día a día con gran devoción

Y regresas a tu humilde rancho cansado.

Por la Faena de tu labor cotidiana

La cual será de tus hijos el pan de mañana.

Tú que transitas por las veredas al llegar el día

Al  compás alegre de los pajarillos,

Acariciándote del viento la ola fría

Que te da nueva vida, nuevos brillos.

Hombre de la tierra del Quetzal, hombre de maíz

Que con tu laboriosidad engrandeces mi país.

Tú eres de mi pueblo la promesa

Que hace florecer los campos de cultivo

Con tu hombría, con tu entereza

Del hombre laborioso primitivo.

Salúdate hombre del campo, de rostro tostado

Que en girones vuestra vida, en el arado has dejado.

De manos encallecidas, fuertes como el roble

Que han empuñado el arma del trabajo

Para que nuestra economía se redoble

Y tengamos mejor vida los pobres, los de abajo.

Un premio, al sudor que derramas en hora cotidiana

Desde que brilla el radiante sol de la mañana. 

Tú eres de la gente de la ciudad el sostén

Porque cultivas el pan de tus hermanos

Y muchos ignorantes con desprecio te ven

En vez de sentirse de ti ufanos.

Ignoran quizá que su sustento se debe a tus manos

¿O Acaso son incomprensibles inhumanos?

Yo bendigo tu descendencia hermano campesino

Porque eres la base del progreso de una nación.

Labras la tierra y siéntete orgulloso, campesino

Porque será de tu estirpe, frente en alto la tradición.

El sol de mi patria brilla con tu honradez y sinceridad

Porque llevas en tu corazón, el amor y la hermandad.

Dos frases que en el mundo se han desvirtualizado

Pero en ti hombre de mi pueblo están latentes

Y un día tu caro anhelo veréis coronado

Por la labor que conciben vuestras mentes.

Abra más comprensión y hermandad

En la gente del campo y la ciudad.

Y cantaremos juntos ese sueño realizado

Por el poder de Dios o la naturaleza

Que por fin a nosotros ha llegado

Y no habrá quien lo destruya, será una fortaleza.

Loor al trabajo, al amor y la hermandad,

Es el arma hasta que marchemos a la eternidad.

Si amas el trabajo tendrás pan en abundancia

Sí amas y comprendes a tu vecino a tu prójimo

Tranquila hermano tendrás tu conciencia

Y  a la bendición de Dios estarás próximo.

  Esta patria dolorida y sangrante;

Que como a otros continentes le azota la violencia

Pero el amor vencerá es nuestra creencia

En un ser supremo, lleno de luz y de paz radiante.

Chus.Alvizures@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *